La revista científica, Human Reproduction Journal, ha compartido los resultados de una reciente investigación que expone que si un hombre utiliza ropa interior muy ajustada, como trusas o briefs, podría ver perjudica la producción de espermas, esto en comparación a un hombre que usa bóxers.

Este es el estudio de este tipo, más grande hasta la fecha, y para ello, se examinaron muestras de 656 hombres con edades de entre 18 y 56 años con un 26 % de conteo de espermas. Previo al muestreo, los seleccionados llenaron un formulario donde se les cuestionaba sobre el topo de ropa interior que habían utilizado durante los últimos 3 meses, y es que cabe mencionar que los espermatozoides tardan en madurar cerca de 90 días. Entre los encuestados, el 53 % que utilizó bóxers, se beneficiaron con un 25 % de incremento en la concentración del espera, contra los que utilizaron ropa interior más ajustada.

Quienes dijeron preferir el uso de bóxers incrementaron un 33 % en cuanto al rendimiento de los espermatozoides en una sola eyaculación. Evidentemente, la temperatura en la zona pélvica tiene mucho que ver: cuando cuelgan, los testículos se mantienen cerca de 4 a 6 centígrados menos que el cuerpo, resultando en un esperma más sano y energético, por lo que al usar ropa interior más ajustada, los espermatozoides serán más lento debido al calor.

“Para la mayoría de los hombres, probablemente no haga una gran diferencia. Los hombres que probablemente se beneficien de esto, son los que se encuentran muy cercanos a los límites inferiores en el conteo de espermas”, explicó el Doctor Jorge Chavarro, autor del estudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here