Seguramente, todos hemos padecido una noche de sueño debido a ruidos externos extremos, ya sean fiestas de los vecinos o construcciones cercanas, incluso por los ronquidos de alguien, sin embargo, dormir poco o casi nada, no puede tomarse tan a la ligera, y es que con una sola vez que el sueño de vea perjudicado, le estamos haciendo mucho daño a nuestro cuerpo.

“Dormir no es un lujo, es una necesidad. Las horas de sueño perdido se suman a un mayor déficit de salud del que puedes imaginar”, dice Michelle Drerup, directora de medicina conductual del sueño en la Clínica Cleveland. Esta es la parte más aterradora: no es necesario que se dé vueltas y vueltas todas las noches para experimentar los efectos negativos a largo plazo para la salud de la falta de sueño.

Una revisión de 16 estudios del sueño encontró que dormir menos de 6 u 8 horas por noche, puede aumentar el riesgo de muerte prematura hasta en un 12 por ciento, los expertos recomiendan un sueño de entre 7 y 9 horas para contar con condiciones óptimas de salud. A continuación, algunos otras 7 consecuencias de no dormir bien:

1.– La fatiga: No es tan complejo descifrar que, si estás cansado, no rendirás en tus actividades cotidianas, incluso, te pones en riesgo si es que manejas, porque tu cuerpo podría exigirte un descanso y no le importará si estás manejando. Una de las consecuencias de desarrollar un alto nivel de fatiga, es que se crea un mal hábito de dormirse donde sea, incluso en juntas. Por cierto, el abuso de la cafeína para “despertar”, a la larga trae consecuencias y genera malos hábitos de insomnio. No hay que abusar del café.

2.– Cambios de humor: Los niveles de irritabilidad aumentan vertiginosamente después de haber pasado toda la noche mirando al techo. No tener una buena noche de sueño conduce a niveles elevados de cortisol, también conocido como la “hormona del estrés”, en el cuerpo.

3.– Aumento de peso: La falta de sueño puede llevar a niveles reducidos de leptina, la hormona que te hace sentirte lleno, según Christopher Hollingsworth, cirujano general y endovascular de NYC Surgical Associates.

4.– Alucinaciones: Esto se ha utilizado en la historia como método de tortura, y es que al no descansar correctamente, se altera la cordura de las personas, y esto los lleva muchas veces a imaginar cosas y situaciones que no están ocurriendo, incluso los lleva a hablar con objetos animados. Altera el enfoque y el recuerdo, las alucinaciones ocurren una hora antes de descansar y se convierten en algo constante.

5.– Enfermedades del corazón: Uno de los riesgos para la salud de la deficiencia del sueño es la hipertensión, también conocida como presión arterial alta. De hecho, investigaciones recientes de la Sociedad Europea de Cardiología indicaron que los hombres de mediana edad que duermen cinco horas o menos por noche tienen el doble de riesgo de un “evento cardiovascular importante” durante los próximos 20 años que aquellos que disfrutan de 7 u 8 horas diarias de sueño.

6.– Baja de testosterona y apetito sexual: En un análisis con un grupo de muestra base, se encontró que los participantes que durmieron cinco horas por noche durante una semana redujeron los niveles séricos de testosterona, lo que “puede reducir el libido”. Además, otro estudio indicó que la falta de sueño causó un menor recuento de espermatozoides y afectó la motilidad del esperma, por lo que no descansar correctamente puede dañar la fertilidad.

7.– Tiempo de reacción lento: En realidad eres más lento para reaccionar cuando estás cansado, debido a que la falta de sueño puede causar una sensación de desorientación en la que podemos perder la noción del tiempo y la confusión. De hecho, un estudio de 2017 sobre el efecto de la pérdida de sueño en los conductores jóvenes dijo que la somnolencia es una “causa principal de accidentes de tránsito.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here