Después de 125 años, Sears puede declararse en bancarrota, según expertos estadounidenses que indican que el establecimiento está pidiendo la ayuda necesaria para ejecutar la operación, pues se asegura la empresa pidió un préstamo bancario para poder tener suficiente liquidez y siga operando mientras se presente la quiebra.

La empresa tiene una deuda pendiente de 134 millones de dólares que deberá pagar el próximo lunes, la que se dijo probablemente no pueda liquidar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here