Baja de peso bañándote con agua fría

Bajar de peso y mejorar el ánimo, algunos de los beneficios de bañarte con agua fría.

0
1148

Tomar un baño siempre es reconfortante, ya sea por la mañana para despertar, por las noches antes de dormir, después de entrenar, incluso cuando estamos enfermos, una buena ducha nos hace sentir mejor; pero ¿qué pasa si en vez de hacerlo con agua caliente lo hiciéramos con agua fría? Aquí los detalles:

 

Quema Grasa

Resulta que un baño de agua fría activa en tu cuerpo el tejido adiposo; es decir, tu cuerpo buscará elevar la temperatura echando mano de la grasa corporal blanca, ¡si! esa que se acumula en la “lonja”; y no solo tendrá efecto mientras te bañas, exponerte a un chorro de agua fría por la mañana activará tu quema calórica durante las siguientes horas, es una excelente forma de iniciar el día, ¿no?

 

Relajar los músculos y repararlos

¿Has notado que muchos deportistas después de entrenar se meten a tinas con agua helada?; después de una sesión de entrenamiento los músculos se encuentras desgastados y tensos, un buen baño con agua fría logrará que esos músculos comiencen el proceso de reparación y en consecuencia el metabolismo se active generando gasto calórico.

 

Mejora el ánimo

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública de Estados Unidos, diferentes estudios han comprobado que el agua fría aumenta los niveles de endorfinas (betaendorfinas) y noradrenalina, lo que mejora significativamente el ánimo de personas con depresión, ¡imagínate lo que puede hacer por tu ánimo!; y no solo eso, personas con ansiedad, fatiga e incluso asma se ven altamente beneficiadas con este tipo de baños.

 

Adiós puntos negros y pelo quebradizo

Por un lado, el agua caliente abre los poros y los folículos pilosos, el agua fría hace todo lo contrario, ayuda a que los poros de la cara se cierren y con ello que no se ensucien lo que se traduce en menos granitos; otro beneficio es que no elimina los aceites naturales de la piel por lo que no se reseca, se mantiene más hidratada.

En cuanto al pelo, el agua fría ayuda a que se mantenga más fuerte y brillante.

 

Si bien, al principio puede ser difícil aguantar el agua fría por la mañana, puedes empezar por pequeñas exposiciones (10-15 segundos) al terminar de bañarte como lo haces regularmente; otra forma es ir gradualmente bajando la temperatura hasta que este totalmente fría.

 

¿Te animas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here